QUESO SEMICURADO DE CABRA CON PIMENTON MARSAN

15,00 

14 disponibles

CONTENIDO

Queso de Cabra Semicurado con Pimentón de la Vera, Marsan (peso +/- 700g)


ALÉRGENOS

Lactosa

Queso de cabra elaborado tradicionalmente en Extremadura.

Queso de Cabra Semicurado con Pimentón de Marsan, está elaborado con leche pasteurizada de cabra y una corta curación y envuelto en una capa de ‘Pimentón de la Vera’ D.O.P. y aceite de oliva virgen de producción Verata. La corteza de nuestro queso de cabra semicurado con pimentón le da ese sabor intenso y especial que nos devuelve al hogar, un toque inconfundible que sólo otorgan los productos de la tierra. Es suave y natural pero con sabor al queso de siempre.

Ingredientes:

Leche de cabra pasteurizada, cuajo, fermentos lácticos, cloruro cálcico, pimentón de la vera, aceite y sal.

Elaboración:

Nuestros quesos de cabra se elaboran siguiendo la tradición de la Comarca de La Vera. Todo comienza con el pastoreo de las cabras en la Sierra de Gredos, donde se alimentan de la vegetación autóctona de nuestra región. En primer lugar se recoge la leche para someterla a un proceso de higienización y depuración a través de un laborioso centrifugado, seguido se envía a las cubas de cuajado, donde se le añade cloruro cálcico, cuajo y, dependiendo del queso que estemos elaborando, fermento y sal. Llega el momento de separar el suero de la cuajada y tras pasar por la llenadora, el queso es moldeado pieza a pieza por las manos de nuestros maestros artesanos, manteniendo así nuestro saber hacer al modo más tradicional y garantizado la máxima calidad y frescura en cada uno de nuestros quesos. Por último, queda el proceso de secado donde aplicamos el pimentón de la vera en la corteza, impregnando todo su aroma y sabor en el queso, durante una maduración mínima de 20 días.

Conservación:

El Queso de Cabra Semicurado con Pimentón de la Vera de Marsan se debe conservar en un lugar refrigerado entre 4º y 8ºC.

Consumo:

Presenta un formato cilíndrico con una corteza lisa de color rojiza debido a la capa de pimentón de la vera. Al corte presenta una pasta compacta, con un color blanco marfil pero con una textura cremosa. Tiene aroma característico de la leche de cabra y un inconfundible sabor con intensos matices a pimentón de la vera. En el paladar cremoso, láctico, ligeramente acídulo y con tonos suaves de leche de cabra. Un producto que no debería de faltar en tu tabla de quesos, siendo ideal como entrante o aperitivo. Un queso inconfundible que te recordará a los sabores más tradicionales.